Dolor de cabeza por lesión craneana

 

A menudo los dolores de cabeza son un síntoma de una conmoción cerebral u otra lesión craneana. El dolor de cabeza puede desarrollarse inmediatamente o meses después de un golpe en la cabeza, con dolor que se siente en el sitio de la lesión o en toda la cabeza. Las perturbaciones emocionales pueden empeorar el dolor de cabeza.

En la mayoría de los casos, la causa del dolor de cabeza postraumático es desconocido.

A veces la causa son vasos sanguíneos rotos, que dan como resultado una acumulación de sangre llamada hematoma. Esta masa de sangre puede desplazar tejido cerebral y causar dolores de cabeza al igual que debilidad, confusión, pérdida de la memoria y convulsiones.

Los hematomas pueden drenarse quirúrgicamente para producir el alivio rápido de los síntomas.

La hemorragia entre la duramadre (la capa más externa de la cobertura protectora del cerebro) y el cráneo, llamada hematoma epidural, generalmente ocurre minutos a horas después de una fractura de cráneo y es especialmente peligrosa.

La hemorragia entre el cerebro y la duramadre, llamada hematoma subdural, frecuentemente se asocia con un dolor sordo y persistente en un lado de la cabeza. Pueden producirse náuseas, vómitos y la perturbación leve de la función cerebral.

El hematoma subdural puede producirse después de un traumatismo en la cabeza pero también se produce espontáneamente en personas ancianas o en individuos que toman medicamentos anticoagulantes.

 

Fuente

Dolor de cabeza: Esperanza en la investigación
Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares

Suscripción al boletín