Cefalalgia Autónoma del Trigémino

Algunos dolores de cabeza primarios están caracterizados por dolor intenso en el ojo o alrededor de él de un lado de la cara y características autónomas (o involuntarias) del mismo lado, como ojo lloroso y enrojecido, párpado caído y goteo nasal.

Estos trastornos, llamados cefalalgia autónomas del trigémino (cefalalgia significa dolor de cabeza), difieren en la duración y la frecuencia del ataque, y tienen formas episódicas y crónicas.

Los ataques episódicos se producen diariamente o casi diariamente durante semanas o meses con remisiones sin dolor.

Los ataques crónicos se producen diariamente o casi diariamente durante un año o más sólo con remisiones breves.

Dolores de cabeza en racimo

Es la forma más grave de dolor de cabeza primario e involucra dolores de cabeza repentinos y extremadamente dolorosos que se producen en "racimos”, generalmente en el mismo momento del día y la noche durante varias semanas.Atacan un lado de la cabeza, a menudo alrededor o detrás de un ojo, y pueden estar precedidos por un aura del tipo de la migraña y náuseas.

El dolor generalmente llega al máximo entre los 5 y 10 minutos luego del inicio y continúa en esa intensidad hasta por 3 horas.

La nariz y el ojo del lado afectado de la cara pueden estar enrojecidos, hinchados y llorosos.

Algunas personas experimentarán los siguientes síntomas:

  • inquietud y agitación
  • cambios en la frecuencia cardíaca y la presión arterial
  • sensibilidad a la luz, el sonido o el olfato.
  • los dolores de cabeza en racimo a menudo despiertan a las personas del sueño.

Los dolores de cabeza en racimo generalmente comienzan entre los 20 y los 50 años pero pueden comenzar a cualquier edad, se producen más frecuentemente en los hombres que en las mujeres, y son más comunes en fumadores que en no fumadores.

Generalmente los ataques son menos frecuentes y más breves que en las migrañas. Es común tener 1 a 3 dolores de cabeza racimo por día con 2 períodos en racimo por año, con un intervalo de meses sin tener síntomas.

Los períodos en racimo a menudo aparecen en forma estacional, generalmente en la primavera o el otoño, y pueden ser confundidos con alergias.

Un pequeño número de personas desarrolla una forma crónica del trastorno, que se caracteriza por brotes de dolores de cabeza que pueden durar años con sólo breves períodos (1 mes o menos) de remisión.

Se producen más frecuentemente por la noche que durante el día, sugiriendo que podrían estar causados por irregularidades en el ciclo de sueño-vigilia del organismo. El alcohol (especialmente el vino tinto) y fumar pueden provocar los ataques.

Los estudios muestran una conexión entre los dolores de cabeza en racimo y el traumatismo craneano previo. Un aumento del riesgo familiar de estos dolores de cabeza sugiere que pueden tener una causa genética.

Las opciones de tratamiento incluyen:

  • terapia con oxígeno—en la cual se respira oxígeno puro a través de una máscara para reducir el flujo sanguíneo al cerebro
  • los triptanos.
  • Ciertos medicamentos antisicóticos, los bloqueantes del canal del calcio y los anticonvulsivos pueden reducir la intensidad del dolor y la frecuencia de los ataques.
  • En casos extremos, la estimulación eléctrica del nervio occipital para prevenir las señales nerviosas o procedimientos quirúrgicos que destruyen o cortan ciertos nervios faciales puede brindar alivio.

La hemicránea paroxística

La hemicránea paroxística es una forma rara de dolor de cabeza primario que generalmente comienza en la edad adulta.

El dolor y los síntomas relacionados pueden ser similares a los que se sienten en los dolores de cabeza en racimo, pero de menor duración.

Los ataques típicamente se producen de 5 a 40 veces por día, y cada ataque dura de 2 a 45 minutos. Se siente una pulsación intensa, como una garra o dolor punzante en un lado de la cara—sobre el ojo, alrededor o detrás del mismo y ocasionalmente llega a la parte posterior del cuello.

Otros síntomas pueden incluir:

  • ojos enrojecidos y llorosos
  • un párpado hinchado o caído en el lado afectado de la cara
  • congestión nasal

Las personas también pueden sentir dolor sordo, molestia o sensibilidad entre los ataques o aumento de la sensibilidad a la luz en el lado afectado de la cara.

La hemicránea paroxística tiene dos formas:

  1. crónica en la cual las personas tienen los ataques diariamente durante un mínimo de un año
  2. episódica en la cual los dolores de cabeza pueden detenerse durante meses o años antes de reaparecer. Ciertos movimientos de la cabeza o el cuello, la presión externa del cuello, y el consumo de alcohol pueden desencadenar estos dolores de cabeza. Los ataques se producen más frecuentemente en las mujeres que en los hombres y no presentan un patrón familiar.


El medicamento antiinflamatorio no esteroide indometacina puede detener rápidamente el dolor y los síntomas relacionados de hemicránea paroxística, pero los síntomas reaparecen una vez que se suspende el medicamento.

Los analgésicos de venta sin receta y los bloqueantes del canal del calcio pueden aliviar la molestia, particularmente si se toman cuando recién aparecen los síntomas.

SUNCT (ataques de dolor de cabeza unilaterales y neuralgiformes de breve duración con inyección conjuntival y lagrimeo)

SUNCT (ataques de dolor de cabeza unilaterales y neuralgiformes de breve duración con inyección conjuntival y lagrimeo) son una forma rara de dolor de cabeza con ráfagas de dolor quemante, punzante o pulsátil de moderado a intenso, que generalmente se sienten en la frente, el ojo o la sien, en un lado de la cabeza.

El dolor generalmente hace un pico a los pocos segundos del inicio, pudiendo seguir un patrón de intensidad creciente y decreciente. Los ataques típicamente se producen durante el día y duran desde 5 segundos a 4 minutos por episodio.

Las personas generalmente tienen cinco a seis ataques por hora y permanecen sin dolor entre los ataques.

Este dolor de cabeza primario es levemente más común en los hombres que en las mujeres, con inicio generalmente después de los 50 años de edad.

El SUNCT puede ser episódico, produciéndose una o dos veces por año con dolores de cabeza que remiten y reaparecen, o crónico, que dura más de un año.

Los síntomas incluyen:

  • ojos enrojecidos o inyectados en sangre (inyección conjuntival)
  • ojos llorosos
  • nariz congestionada o goteo nasal
  • frente sudorosa
  • párpados inflamados
  • aumento de la presión en el ojo del lado afectado de la cabeza
  • aumento de la presión arterial.


Tratamiento del SUNCT

El SUNCT es muy difícil de tratar. Los anticonvulsivos pueden aliviar algunos de los síntomas, mientras que los anestésicos y los corticosteroides pueden tratar algo del dolor intenso que se siente durante estos dolores de cabeza.

La cirugía y las inyecciones de glicerol para bloquear las señales nerviosas en el nervio trigémino tienen malos resultados y proporcionan solamente alivio transitorio en los casos graves.

Los médicos están comenzando a usar la estimulación cerebral profunda (que implica un electrodo operado con una pila implantado quirúrgicamente que emite pulsos de energía al tejido cerebral circundante) para reducir la frecuencia de los ataques en las personas gravemente afectadas.

Fuente

Dolor de cabeza: Esperanza en la investigación
Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares

Suscripción al boletín