Anemia por deficiencia de ácido fólico

Definición:

La anemia por deficiencia de ácido fólico  es una disminución en la cantidad de glóbulos rojos debido a una deficiencia de folato (ácido fólico).

La anemia es una afección en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos saludables. Los glóbulos rojos le suministran oxígeno a los tejidos corporales.

Causas, incidencia y factores de riesgo:

El folato, también llamado ácido fólico, es necesario para la formación y crecimiento de los glóbulos rojos sanguíneos y se puede obtener consumiendo hortalizas de hoja verde e hígado. Debido a que el folato no se almacena en el cuerpo en grandes cantidades, es necesario un suministro continuo de esta vitamina a través de la alimentación para mantener niveles normales.

En la anemia por deficiencia de folato, los glóbulos rojos son anormalmente grandes y se los conoce como megalocitos o megaloblastos en la médula ósea. Por esta razón, a esta anemia también se le puede llamar anemia megaloblástica.

Las causas de esta anemia son:

  • Ciertos medicamentos, como fenitoína (Dilantin), alcohol, metotrexato, sulfasalacina, triamtereno, pirimetamina, trimetoprim con sulfametoxazol y barbitúricos
  •  Alcoholismo crónico
  • Infección con la tenia del pescado u otros problemas que le dificultan al cuerpo la digestión de los alimentos
  • Ingestión deficiente de ácido fólico en la dieta
  • Cirugías para extirpar ciertas partes del estómago o del intestino delgado, como algunas cirugías para bajar de peso

En el tercer trimestre del embarazo, una mujer puede tener una deficiencia debido a una necesidad creciente de ácido fólico. La anemia hemolítica también puede causar una deficiencia debido a un aumento en la destrucción de los glóbulos rojos y aumento de la necesidad de estos.

Los factores de riesgo abarcan:

  • Alcoholismo (que interfiere con la absorción del folato)
  • Consumir alimentos muy cocidos
  • Alimentación deficiente (que se ve con frecuencia en las personas de bajos recursos económicos, de edad avanzada y en personas que no consumen frutas frescas ni verduras)
  • Embarazo

La enfermedad ocurre aproximadamente en 4 de cada 100,000 personas.

Síntomas:

  • Dolor de cabeza
  • Palidez
  • Úlceras en la boca y la lengua

Signos y exámenes:

  • Examen de la médula ósea (rara vez es necesario)
  • Conteo sanguíneo completo (CSC)
  • Nivel de folato en los glóbulos rojos

 

Tratamiento:

El objetivo es identificar y tratar la causa de la deficiencia de folato.

Los suplementos de ácido fólico se pueden administrar por vía oral o intravenosa y por corto tiempo hasta que la anemia se haya corregido. En el caso de absorción deficiente por parte del intestino, la terapia sustitutiva puede ser de por vida.

El tratamiento dietario consiste en aumentar la ingestión de hortalizas de hoja verde y frutos cítricos.

Expectativas (pronóstico):

La anemia generalmente responde bien al tratamiento en un período de 2 meses.

Complicaciones:

Los síntomas de anemia pueden causar molestia. En las mujeres embarazadas, la deficiencia de folato ha sido asociada con anomalías del tubo neural o defectos de la columna, como la espina bífida, en el bebé.

Otras complicaciones más graves pueden abarcar:

  • Cabello encanecido y ensortijado
  • Aumento del color (pigmento) de la piel
  • Esterilidad
  • Empeoramiento de cardiopatía o insuficiencia cardíaca

Situaciones que requieren asistencia médica:

Consulte con el médico si tiene síntomas de anemia por deficiencia de folato.

Prevención:

La buena ingesta de folato en la dieta en personas de alto riesgo, al igual que los suplementos de ácido fólico durante el embarazo, puede ayudar a prevenir esta anemia.

 

Fuente
University of Maryland Medical Center

Artículos relacionados

Suscripción al boletín