El Embarazo Después de los 35 Años

¿Cuáles son los riesgos asociados con el embarazo después de los  35 años de edad?

Según el National center for Health Statistics, entre 1978 y 1997, la tasa de nacimientos subió un 90 por ciento para las mujeres entre 35 y 39 años de edad. Es muy probable que las mujeres entre 35 y 50 años tengan bebés sanos, pero estas están más propensas a sufrir ciertas complicaciones durante el embarazo. Muchos estudios han demostrado que la edad materna avanzada puede aumentar el riesgo de: infertilidad o problemas al concebir y el aborto espontáneo; desarrollar diabetes gestacional; desarrollar alta presión; el parto por cesárea; defectos cromosómico y retraso en el desarrollo fetal. Las tasas del parto prematuro y la muerte del feto también aumentan, al igual que la probabilidad del embarazo con mellizos o más.

En la actualidad, las mujeres entre 35 y 50 años que han postergado su maternidad se encuentran generalmente en excelente estado de salud, por lo que pueden esperar tener embarazos saludables. De todos modos, además de las consideraciones especiales que deben tenerse en cuenta al quedar embarazada después de los 35 años, es importante recordar los riesgos que tener un bebé supone para cualquier mujer. Es particularmente importante para las mujeres de más de 35 años seguir las reglas básicas para un embarazo saludable:

  • Tomar una multivitamina con 400 microgramos del ácido fólico del complejo de vitaminas B diariamente antes y durante la primera etapa del embarazo para ayudar a prevenir ciertos defectos de nacimiento del cerebro y médula espinal. (Esto atañe a todas las mujeres en edad de tener hijos.)

  • Comer una dieta saludable, incluyendo alimentos ricos en ácido fólico como cereales fortificados para el desayuno, jugo de naranja y verduras de hoja verde, y lograr el peso adecuado para la altura antes de la concepción.

  • Someterse a un chequeo médico antes del embarazo y recibir cuidados prenatales durante el embarazo desde temprano y regularmente.

  • No consumir bebidas alcohólicas como licores, cerveza, vino o mezclas de vino con frutas ("wine coolers") durante el embarazo.

  • No fumar durante el embarazo.

  • No utilizar drogas, incluso medicamentos que se venden libremente, a menos que así lo recomiende un médico que sepa que está embarazada.

Si desea leer más artículos sobre el tema del Embarazo le recomendamos visitar las siguientes direcciones:

Fuente
March of Dimes
http://www.nacersano.org

Suscripción al boletín