Coma diabético

Contenidos del artículo

El coma diabético  es una enfermedad grave que transcurre como  una complicación de la diabetes tipo 2 y que se caracteriza por niveles extremadamente altos de azúcar (glucosa)  en sangre.

Síntomas y signos  

  • Coma
  • Confusión
  • Convulsiones
  • Letargo

Volver al inicio del artículo

Causas

Esta afección suele verse en personas con diabetes tipo 2. Se puede presentar en aquellos que no han sido diagnosticados con diabetes o en personas que no han sido capaces de controlar la diabetes.

El coma diabético puede ser causada por:

  • Paciente con una enfermedad infecciosa
  • Paciente con otra enfermedad, como infarto al miocardio o accidente vascular cerebral
  • Medicamentos que disminuyen la tolerancia a la glucosa o aumentan la pérdida de líquidos (en personas que están perdiendo líquido o no lo está recibiendo de manera suficiente)

En el estado que precede al  coma diabético  el nivel de glucosa en la sangre aumenta y el cuerpo intenta deshacerse del exceso de azúcar a través de la orina. Al principio, se orina mucho  y el paciente debe ir al baño con más frecuencia. Una vez superado ese primer momento, es posible que no se orine tan seguido y que la orina se torne muy oscura.

Además, es posible que la persona tenga mucha sed. Aun si no tuviera sed, necesita ingerir líquidos. Si no se ingieren suficientes líquidos en este punto, puede sobrevenir una deshidratación.

Si el problema persiste, la falta de hidratación produce convulsiones, coma y, con el tiempo, la muerte.

Volver al inicio del artículo

 

Factores de Riesgo

  • Evento estresante como una infección, un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular o una cirugía reciente
  • Insuficiencia cardíaca congestiv
  • Edad avanzada
  • insuficiencia renal
  • Manejo inadecuado de la diabetes (no seguir el plan de tratamiento de acuerdo con las instrucciones)
  • Suspensión de la insulina o de otros medicamentos que bajan los niveles de glucosa

Volver al inicio del artículo

Síntomas y signos de aviso del  coma diabético

  • Nivel de azúcar en la sangre por encima de 600 mg/dl
  • Boca reseca
  • Mucha sed
  • Piel caliente, seca que no transpira
  • Fiebre alta (mayor a 101º F/ 38º C)
  • Somnolencia
  • Confusión
  • Pérdida de la visión
  • Alucinaciones (oír o ver cosas que no están en el lugar)
  • Debilidad en un lado del cuerpo

Volver al inicio del artículo

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es corregir la deshidratación, lo cual mejorará la presión arterial, la diuresis y la circulación. Los líquidos y el potasio se administran por vía intravenosa, y los altos niveles de glucosa se tratan con insulina también intravenosa.

Volver al inicio del artículo

 

Fuente


Suscripción al boletín