Cómo ayudar a los niños a entender la enfermedad de Alzheimer ?

Contenido del artículo

Cuando un miembro de la familia tiene la enfermedad de Alzheimer esto afecta a todos en la familia, incluyendo a los hijos y nietos de esa persona.

Es importante hablar con ellos acerca de lo que está sucediendo. Cuánto y qué tipo de
información se comparta depende de la edad del niño. También depende de su relación con la persona con la enfermedad.

Es importante dar a los niños información sobre la enfermedad que puedan entender.

Hay buenos libros acerca de la enfermedad de Alzheimer para los niños de todas las edades.

Algunas sugerencias para ayudar a los niños a entender lo que está sucediendo

  • Responda a sus preguntas con sencillez y honestidad. Por ejemplo, usted podría decirle a un niño pequeño, "la abuela tiene una enfermedad que hace que sea difícil para ella recordar las cosas ".
    • Hagalos saber que sus sentimientos de tristeza y enojo son normales.
    • Confortelos. Dígales que nadie causó la enfermedad. Los niños pequeños pueden pensar que hicieron algo para dañar a su abuelo.

Volver al inicio del artículo

Si el niño vive en la misma casa que una persona con la enfermedad de Alzheimer

  • No espere que un niño joven ayude a cuidar de la persona con la enfermedad.
    • Asegúrese de que el niño tiene tiempo para sus propio intereses y necesidades, como jugar con amigos, ir a actividades escolares, o hacer la tarea.
    • Asegúrese de pasar tiempo con su hijo, para que él o ella no sienta que toda su atención está en la persona con la enfermedad.
    • Ayude al niño a entender sus sentimientos. Sea honesto acerca de sus sentimientos cuando habla con un niño, pero no lo abrume.

Muchos niños pequeños lo verán a usted para ver cómo actuar con la persona con la enfermedad. Muestre a los niños que todavía pueden hablar con la persona.

Hacer cosas divertidas juntos puede ayudar tanto al niño como a la persona con la enfermedad de Alzheimer.

Volver al inicio del artículo
 

Algunas cosas que podrían hacer


• Artes simples y artesanías.
- Oir música.
• Cantar.
• Mirar álbumes de fotos.
• Leer cuentos en voz alta.
 

Algunos niños no pueden hablar acerca de sus sentimientos negativos, pero usted puede ver los cambios en su manera de actuar. Problemas en la escuela, con amigos o en casa pueden ser una señal de que están molestos. Puede pedirle a un consejero de la escuela que le ayude a su niño a entender lo que está pasando y aprender cómo hacerle frente.

A un adolescente podría resultarle muy difícil aceptar la forma en que la persona con la enfermedad de Alzheimer ha cambiado. Él o ella puede encontrar los cambios molestos o embarazoso y no quiere estar cerca de la persona. Es una buena idea hablar con los jóvenes sobre sus preocupaciones y sentimientos. No los obligue a pasar tiempo con la persona, esto podría empeorar las cosas.

Si el estrés de la vida con alguien que tiene la enfermedad de Alzheimer se vuelve demasiado grande para un niño, piense en trasladar a la persona con la enfermedad de Alzheimer a una instalación de cuidado de relevo. Entonces, tanto usted como su hijo pueden tener un descanso.

Volver al inicio del artículo
 

Fuente

Otros artículos que pueden ser de su interés:

Geosalud, 23 de enero del 2015

Suscripción al boletín