Causas y prevención del vértigo

Las personas son más propensas a tener problemas con el equilibrio a medida que envejecen. Pero la edad no es la única razón por la que ocurren estos problemas. En algunos casos, usted puede ayudar a reducir el riesgo de padecer ciertos problemas de equilibrio.

Los problemas en el oído interno y su relación con otras enfermedades

Algunos trastornos del equilibrio son causados ​​por problemas en el oído interno. Otros pueden involucrar  otras partes del cuerpo, como el cerebro o el corazón.

El envejecimiento, las infecciones, las lesiones en la cabeza, ciertos medicamentos o problemas con la circulación de la sangre pueden dar lugar a problemas de equilibrio.

La parte del oído interno que es responsable del equilibrio es el laberinto. Cuando el laberinto se infecta o se inflama, se produce una afección llamada laberintitis. Por lo general se acompaña de vértigo y desequilibrio.

Las infecciones de las vías respiratorias y otras infecciones virales, y, con menor frecuencia, las infecciones bacterianas pueden también conducir a una laberintitis.


Las enfermedades del sistema circulatorio, como el accidente cerebrovascular, pueden causar mareos y otros problemas de equilibrio.  La presión arterial baja también puede causar mareos.

Los problemas causados ​​por los medicamentos

Los problemas de equilibrio pueden también resultar de tomar ciertos medicamentos. Por ejemplo, algunos medicamentos, como los que ayudan a disminuir la presión arterial pueden hacer que una persona se siente mareada.

Los medicamentos ototóxicos son medicamentos que tienen el potencial de dañar el oído interno. A veces la duración del daño se limita al tiempo en el cual usted toma el medicamento, otras veces es permanente.

Algunos antibióticos son ototóxicos. Si su medicamento es ototóxico, usted puede sentir perdida del equilibrio. Consulte con su médico si nota algún problema al tomar un medicamento.

Pregunte si existe la posibilidad de utilizar otros medicamentos en su lugar. Si no, pregunte si la dosis se puede reducir con seguridad. 

Sin embargo, su médico le ayudará a obtener los medicamentos que necesita, al mismo tiempo que trata de reducir los efectos secundarios no deseados.

Manejo de los problemas de equilibrio con dieta y cambios en el estilo de vida

Su dieta y estilo de vida le pueden ayudar a controlar ciertos problemas relacionados con el equilibrio. Por ejemplo, la enfermedad de Ménière, que causa vértigo y otros problemas de equilibrio y de la audición, está vinculada a un cambio en el volumen de líquido en el oído interno.

Comer con poca sal (o baja en sodio) o alimentos sin sal, y mantenerse alejado de la cafeína y el alcohol, puede hacer que los síntomas de la enfermedad de Ménière sean menos graves.

Los problemas de equilibrio debidos a la presión arterial alta también pueden ser manejados con cambios como comer menos sal (menos de sodio), mantener un peso saludable y hacer ejercicio (estas medidas disminuyen la presión arterial).

Prevenir las infecciones de oído

La infección del oído llamada otitis media es más común en los niños, pero los adultos pueden padecerla también (en menor medida).

Usted puede disminuir el riesgo de padecer otitis media lavándose las manos con frecuencia y manteniendo buena higiene personal.

Además, hable con su médico acerca de la vacuna anual contra la gripe para evitar las infecciones del oído relacionadas con la gripe.

Si, a pesar de esto adquiere una infección de oído (otitis), consulte a su médico de inmediato antes de que el cuadro (enfermedad) sea más grave.

Lea también: 


Fuente

NIHSeniorhealth
Balance problems

Revisado, 05 de marzo del 2014

 

Suscripción al boletín