Dispositivos Intrauterinos (DIU)

Información general

Anticoncepción
Condon
DIU. Dispositivo Intrauterino
Esterilización Femenina
Vasectomía
Anticonceptivos Orales Combinados

Los dispositivos intrauterinos (DIU) son dispositivos pequeños y flexibles hechos de metal y/o plástico que previenen el embarazo al insertarse en el útero a través de la vagina. Casi el 15 por ciento de las mujeres en edad reproductiva—aproximadamente 160 millones de mujeres—actualmente usa DIU.

Gran parte de su popularidad radica en su eficacia y su larga duración. Los DIU más ampliamente usados son los portadores de cobre. Los DIU inertes (o no medicados) y los que liberan progestina (levonorgestrel o progesterona) tienen una disponibilidad más reducida.

Para la mayoría de las mujeres, los DIU son métodos anticonceptivos eficaces, seguros y reversibles de efecto a largo plazo. No afectan la lactancia, no interfieren en las relaciones sexuales ni tienen efectos hormonales secundarios; sólo algunas afecciones ginecológicas y obstétricas y ciertas infecciones impiden el uso de este método. La información que se presenta a continuación se aplica a los DIU de cobre, a menos que se indique lo contrario.

Características de los DIU

Eficacia

Tasa de fallos de 0,4% a 2,5% en el caso de los DIU de cobre, y de 0,1% en el caso de los DIU liberadores de hormona (levonorgestrel) durante el primer año de uso típico.

Restricciones de edad

        

No hay restricciones para su uso en mujeres mayores de 20 años.

Restricciones de paridad

No hay restricciones para su uso en mujeres que ya han tenido hijos; las nulíparas pueden usar un DIU siempre y cuando no tengan antecedentes de infección pélvica, embarazo ectópico, o hayan tenido múltiples parejas sexuales (o bien una pareja que tiene más parejas sexuales).

Mecanismo de acción

Trabaja por medio de una serie de mecanismos: inhibe la migración espermática hacia la parte superior del tracto reproductor femenino, impide el transporte del óvulo, y provoca cambios en el endometrio.

Efectos sobre el riesgo de ITS

No protegen de las ITS.


Interacción con otros medicamentos

Ninguna

Duración de uso

La T de Cobre T 380A es eficaz por 10 años; el Multi-load copper IUD es eficaz por cinco años; el DIU liberador de levonorgestrel es eficaz como mínimo por un período de cinco años. La mayoría de las mujeres puede usar los DIU de manera segura durante toda la etapa reproductiva (siempre y cuando la mujer esté satisfecha con el método y no tenga problemas con él).

Retorno de la fertilidad

Inmediatamente después de extraer el DIU.

 

Aspectos Clave

El dispositivo intrauterino es uno de los métodos más usados para la regulación de la fertilidad, especialmente en los programas de los países en desarrollo. Es un método seguro y eficaz para las mujeres que llevan una relación monógama y que no están en riesgo de adquirir infecciones de transmisión sexual (PATH/Outlook, 1992).

La OMS estima que más de 100 millones de mujeres usan el DIU; sólo en China habría 74 millones de usuarias. El análisis de algunos estudios confirma que: (1) los DIU no son abortivos; (2) los DIU nuevos y más completos son mucho más eficaces y duran más; (3) los DIU pueden ser usados de manera segura por mujeres que amamantan; (4) el uso del DIU no está asociado con el aumento en el riesgo de presentar enfermedad pélvica inflamatoria (EPI), embarazo ectópico o infertilidad en el futuro (Chi, 1993).

Desde la década de los 70, la OMS ha realizado 10 estudios de grandes dimensiones para comparar y evaluar la seguridad y la eficacia de seis diferentes DIU (WHO, 2002).. En 1989 se inició un estudio para comparar el DIU de cobre T380A y el Multiload-375; en él participaron casi 4.000 mujeres de ocho países. A pesar de que todos los DIU modernos son muy eficaces en la prevención del embarazo, esta comparación a largo plazo reveló que el DIU de cobre T380A era casi dos veces más eficaz que el DIU Multiload-375, con tasas de embarazo de 3,4 frente a 5,4 por ciento después de 10 años (WHO 2002).

El DIU y la Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI)


La Organización Mundial de la Salud llevó a cabo el análisis de mayor autoridad acerca de la seguridad de los DIU, particularmente en lo referente a la EPI, con 12 estudios en que participaron aproximadamente 23.000 usuarias de DIU a nivel mundial (Farley, 1992). Dicho análisis concluyó que, en general, el índice de EPI entre las usuarias de DIU era muy bajo, que el índice de EPI fue mayor durante los primeros 20 días posteriores a la inserción y fue estable después de eso, incluso entre las usuarias que llevaban un DIU por ocho años o más. Se pudo constatar que la EPI entre las usuarias de DIU estaba más relacionada con el proceso de inserción que con el dispositivo.

Esfuerzos llevados a cabo recientemente por el Technical Guidance Working Group, un grupo de expertos en planificación familiar a nivel mundial, han contribuido a perfeccionar las medidas de precaución clave que ayudarán a los proveedores de DIU a minimizar el riesgo de EPI durante la inserción; las principales medidas de precaución son la práctica de pruebas de detección a las clientas y la técnica de inserción aséptica (FHI, 1996).

Los resultados de un estudio aleatorizado llevado a cabo en Nigeria, concluyeron que el uso de antibióticos al momento de la inserción del DIU no reducía significativamente la incidencia de EPI durante los tres primeros meses de uso. Se sugirió que la realización de pruebas para identificar las candidatas idóneas para ser usuarias de DIU y que la práctica de la técnica de inserción estéril eran intervenciones más costo-efectivas para el control de la EPI relacionada con el DIU que una terapia con antibióticos, -que por lo demás tiene un alto costo (Ladipo, 1991).

Un estudio reciente acerca de la profilaxis con antibióticos para la inserción del DIU realizado por Cochrane Library (Grimes and Schulz, 2002) confirmó que 200 mg de dioxiciclina o 500 mg de azitromicina administrados por vía oral antes de la inserción del DIU otorgaba pocos beneficios. Si bien el uso de la profilaxis con antibióticos administrados antes de la inserción del DIU produjo una leve reducción de la probabilidad de tener que acudir al centro de salud de manera no planificada, no se observaron otros beneficios. Un resultado que fue uniforme en los estudios fue el bajo riesgo de infecciones relacionadas con los DIU, con o sin el uso de la profilaxis con antibióticos.

La nueva generación de DIU

La más reciente generación de DIU de cobre combina altos índices de continuidad con bajas tasas de embarazo (JHU/CCP, 1995). Dado que ya no se puede hacer más para aumentar la efectividad de estos dispositivos, investigaciones recientes se han centrado en desarrollar dispositivos que se encarguen de disminuir los efectos secundarios, particularmente el sangrado y el dolor, que son la causa de un considerable número de extracciones del DIU. El DIU liberador de levonorgestrel, un dispositivo de alta efectividad y aceptabilidad, reduce el sangrado menstrual comparado con los niveles previos a la inserción (Luukkainen, 1995).

El DIU liberador de levonorgestrel, Mirena®, ha estado disponible en Europa durante los últimos 10 años y lo han usado más de 2 millones de mujeres; recientemente se aprobó su venta en los Estados Unidos. Los DIU que carecen de estructura de plástico, tales como Gynefix (Kishen, 1998; Van Os, 1998; Wildermeersh, 1999) han sido especialmente diseñados para reducir el dolor y los calambres.

Este dispositivo consiste en un hilo de sutura de nylon con cilindros de cobre, el cual se ‘ancla’ al fundus uterino durante la inserción. Recientemente se puso a la venta en Europa y tiene licencia pare ser usado por un período de cinco años. Hay estudios que sugieren que el Gynefix es tan eficaz como la T de Cobre T380A, y las tasas de expulsión son menores a 1 por cada 100 años-mujer.

Investigación

Existen estudios que buscan mejorar los servicios de DIU capacitando al personal de salud no médico para proveer estos servicios. Cada vez más inserciones de DIU son realizadas por personal de salud no médico capacitado, y algunos países, como Filipinas, han iniciado programas especiales para estos profesionales.

Estudios llevados a cabo en Brasil, Turquía, y en Filipinas revelaron que el personal de salud capacitado puede proveer servicios de DIU en muchas comunidades de manera tan segura y efectiva como los médicos (Farr, 1998). Es probable que sea necesario realizar capacitación adicional para garantizar que el DIU (Gynefix) se fije correctamente en el fundus uterino, reduciendo así la probabilidad de expulsiones. La capacitación de personal de salud no médico en la provisión de servicios de DIU de manera segura y eficaz puede incidir en un mayor uso de este método.

Estudios recientes han realizado investigaciones acerca de la posibilidad de que el aumento del sangrado menstrual y las infecciones del tracto genital superior, ambas afecciones asociadas al uso de DIU, puedan aumentar el riesgo de VIH entre las usuarias de DIU. No obstante, no existe información que demuestre un aumento de este riesgo (Mati, 1995; Martin, 1998). Por lo general, el uso de DIU no es recomendable para mujeres que están en riesgo de contagio por ITS, incluido el VIH (PATH/ Outlook 1999).

Fuente
Reproducido del sitio Reproductive Health Outlook (RHO)
http://www.icmer.org, 2008 PATH.

 

Más Información en ...

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico